jueves, 2 de septiembre de 2010

Santibañez y Torregorda

Hola. En esta ocasión os mostraré algo de la playa de Santibañez y de Torregorda. Es el tramo de playa que discurre paralelo a la carretera de San Fernando a Cádiz desde la curva, a mitad de carretera, hasta el Chato. Torregorda es un establecimiento militar dedicado a las prácticas de tiro. Hasta hace muy poco no podían acceder a su playa todos los ciudadanos, tan sólo militares y familiares. Disponía de un restaurante con mirador a la playa. En este lugar se erguía en la antigüedad una imponente torre que servía de referencia a navegantes. Parece ser que en la etapa musulmana fue derribada, se cree que buscando en su interior un legendario tesoro.





El paseo que me llevó hasta Santibañez y Torregorda comenzó en Cortadura, junto a la muralla, casi tres kilómetros de orilla. El tiempo estaba más bien revuelto y creo que lo apreciaréis en esta foto. La llegada de septiembre se nota ya en la poca afluencia de bañistas y en la bruma reinante. Hoy más que nunca tenía que poner otra mirada en mi paseo. Y hablando de mirada, os mostraré al final una sorpresa agradable.

El otro día os hablé de Camposoto, pues aquí comienza la zona militar que se une a dicha playa. No os conté que esa franja costera también fue durante muchos años zona de prácticas de tiro, en realidad el poblado de Sancti Petri pertenecía también a dicha zona de exclusión. Durante la década de los ochenta se movilizó la población de San Fernando y tras muchas manifestaciones consiguió la desmilitarización de la playa de Camposoto, también se dieron movimientos parecidos en Chiclana con respecto a Sancti Petri. La gran cantidad de proyectiles caídos en la zona obligó a su limpieza exhaustiva por parte de artificieros de la Armada. Hoy día se ha reducido bastante esa zona acotada que comienza precisamente en esta barrera de piedras. Os garantizo que lo del letrero no es simple anécdota, si se os ocurre pasar tendréis a unos vigilantes cortándoos el paso en sólo unos segundos.

Esta es la imagen de Cádiz desde aquel punto. hay un poco de bruma pero la vista es preciosa, ¿a que sí?


Este es uno de los accesos a la playa desde el restaurante. Da un poco de yuyu... ¿No os recuerda las mazmorras antiguas? A mí sí.


Una prueba de lo que os decía. En primer término podéis ver los cañones con los que a veces se hacen prácticas de tiro.



No sé por qué, pero este zapato me recordó una película que me gustó mucho en su día: "Quiero ser como Beckham". Si no sabéis nada de esta película no la toméis como algo baladí, tiene mucho mensaje y es entretenida.


Ya en Santibañez, una de las playas donde pasé más tiempo en mi infancia. Salté desde estos muros para empanarme entero de arena. Las dunas avanzan y es dificil reconocerlas en algunos tramos.


Aquí había una edificación antigua y un chiringuito que hace poco fue derribado.



Ahora se monta cada verano éste de madera en su lugar. Tiene esta curiosa forma de barco y parece que fuera a zarpar en cualquier momento.


Menos mal que encontré este cartel indicador para no despistarme. Por cierto, hablando de barcos y de despistes... ¿sabéis el origen de la expresión "está más perdido que el barco del arroz"? ¿No? Pues pincha aquí.


Otro atractivo curioso del chiringuito, un totem verde. Parece una especie de guiño al mundo que tanta importancia dio a Cádiz en siglos pasados, América, en la orilla contraria del océano atlántico en el que estamos.


Este no es verde... ¿a que no?
Señoras y señores, aquí una proa. Proa, aquí unas señoras y unos señores.



Y esta es la sorpresa que os decía. Algún ingenioso artista grafitero ha tenido la feliz idea de dibujar una mirada sobre las tablillas de esta valla. Está en la playa de cortadura. Espero que os guste tanto como a mí. Gracias, artista anónimo. Y nada más por hoy, hasta el próximo paseito.















15 comentarios:

genialsiempre dijo...

Sigue descubriendo parajes, que me estás llenando de ideas la mochila

Carmen dijo...

Tengo un real problema con las playas, no sé delimitarlas. Sabida es mi animadversión por la playa (que no por el mar), y cuando voy (mayoritariamente en invierno),veo agua, arena y cielo, y no tengo ni idea de dónde estoy. Si estoy en chiclana me imagino que estoy en la Barrosa, y si estoy en la isla, en camposoto, pero de ahí no me saques. Por eso tus entradas son tan esclarecedoras para mí.

Tus fotos, cada vez mejores, tus enlaces, siempre interesantes.

Ahora que parece que está refrescando...¿has pensado ya en eliminar la fecha de caducidad de este blog?.

Besos.

Gitana dijo...

PLATAFORMA A FAVOR DE QUE "ORA MARÍTIMA" NO ACABE CON EL PERIODO ESTIVAL.

(sobre todo porque en invierno las playas estan preciosas, más incluso que en verano)

¿Le ponemos nombre a la plataforma?
¿Quién se apunta?

Gitana, una fiel seguidora.

tangai dijo...

No me gusta la idea de que acabe con el verano, quedan escasos días. Tiempo suficiente para pedirte por favor que continues. Aún tengo mucho que "andar" por aquí, y no me apetece dejar el mar.

Claro está que se respetará lo que decidas, pero sabes que estas entradas son muy completas.
Aportan historia, curiosidades y anécdotas e imágenes preciosas. Y, es cierto, el mar de invierno es un mar lleno de poesía.
Un abrazo.

María Dolores dijo...

Hola:

Curiosa como siempre miro los comentarios de los compañeros y aún no me he detenido a conciencia en esta entrada. He leído el último el de tangai y me parece un comentario totalmente coherente y cargado de sensibilidad. Chica, estoy de acuerdo contigo pero Don Alinando manda y aquí estaremos cuando lo considere conveniente.

Carmen me pasa un poco como a ti, cuando estoy en la playa estoy pues eso, en la playa y la mayoría de las veces no sé ni cómo llegué hasta allí. Ya no conozco ni mi playa de Sanlúcar, solo me queda el recuerdo de las veces que he ido en busca del mar para intentar relajar esos pensamientos que te agobian a veces.

Gitana, me apunto contigo pero una cosita ligera no se nos vaya a resfriar el autor en el invierno y no podamos gozar de sus increíbles relatos.

Y a tí José María pues creo que más bien con estos parajes como tú les llamas podrías llenar más bien una maleta que una mochila. ¿Harás poemas sobre la arena y el mar? Estoy deseando leerlos.

Os espero a todos en el blog de Letras Libres o en el vuestro particular.

Y me voy a repasar de nuevo la entrada que digo yo que al autor tendré que decirle algo.

Besos a todos,

Loli.

María Dolores dijo...

Uy, me sobra un "más bien" en el comentario a José Marías. No lo tengas en cuenta por favor.

Melkar dijo...

Me apunto a la Plataforma, es mas propondría incluso un salto de provincia, siempre y cuando este toda la costa gaditana explorada.
Yo la llamaría Plataforma"ORA MARITIMA HIBERNUM".
Saludos.

María Dolores dijo...

Pues sí, he visto la entrada detenidamente y mira que se aprende pinchando en esas letritas verdes e incluso sin pinchar.

Creo sinceramente que no hay nada nuevo que pueda añadir a esta entrada que no haya hecho ya con las anteriores. Todas son magníficas y en el más amplio de los sentidos, hay belleza, hay información, ingenio y humor. No se le puede pedir más.

¿Existe acaso entre tú y el mar algo de complicidad?

Gracias por tan hermoso paseo.

Loli.

Gitana dijo...

Plataforma "ORA MARITIMA HIBERNUM" propone un recorrido por otras playas de la Costa de la Luz como es el caso de la Fuente del gallo (Conil) o El palamar (Vejer) (ca´uno barre pa casa jeje)

Mi querido Alinando somos cada vez más lo que pedimos que el blog no desaparezca. Aún nos queda mucho por recorrer y aprender a través de tí y tus conocimientos.

Ahí queda ;) Besos!

Alinando dijo...

¡Vaya! No se os puede dejar solos. mira que sois... En fin, que me encanta que le insufléis un poquito de aire a este blog. Entonces... no le quito la mascarilla de oxígeno por ahora ¿no?

ORA MARITIMA HIBERNUM... me gusta. En cuanto se alineen los astros en el prepucio de invierno... perdón, en el solsticio de invierno, quedará rebautizado el blog para la temporada invernal. Gracias José María, Carmen, Gitana, Chari, Loli, Melkar...

Gitana, desde hace unos días tengo dos compromisos con vosotros que iba a convocar a través de una entrada pero aprovecho para decirlo ya. Los dos son paseos playeros, uno con Juan como guía desde El Palmar hasta Conil el próximo jueves día 9 y otra en Sanlucar con Loli como guía con fecha aún no definida. De las dos tendréis más detalles en una entrada específica.

Besos y gracias de nuevo.

Anónimo dijo...

Taquillero, te has metido en territorio comanche. Si sigues visitando esta playa cuando por fin se han marchando los turistastas,¡que ya era hora!, igual te cobran un peaje como el que pretende cobrar el alcalde de La Linea para entrar en Gibraltar. ¡Cortadura para los cortadurenses!
Saludos de un cortadurense

Raquelilla dijo...

Vaya foto la última, desde luego para meterla del tirón a concurso, y pa cogé a quien ha dibujado esa obra de arte y NO ponerle un monumento, sino que lo esculpa, que seguro que le sale reondo.

Anónimo dijo...

Hola Alinando:

He descubierto tu blog hace poco, perdona que ponga un comentario en esta entrada antigua. Comparto tu pasión por estos parajes. Me gustaría comentarte que en esta playa hay dos piedras de molino que se deja ver en la marea baja, una casi enfrente de la foto que pones de la muralla, y la otra esta la altura de la parte norte del Acuartelamiento.

Me gustaría mandarte unas fotos, mi correo es juandediosmartinezrodriguez@gmail.com

Un saludo

Anónimo dijo...

aquí tienes una foto de la piedra de molino

https://dl.dropboxusercontent.com/u/51071595/P130713_11.500001.JPG

Un saludo

Inmaculada González dijo...

Yo también pase mi infancia en esa playa bañandome entre las rocas de las leonas y la piedra del gallego todas ellas en Santibañez
Las piedras desde donde dices que te tirabas, era una antigua calzada Romana, también me tiraba yo, son muy bonitos recuerdos en esa playa