viernes, 15 de abril de 2011

Despedida

No todo iban a ser jijis, jajas. Ayer dimos el último adiós a Enrique Márquez Muñoz, trabajador y compañero incansable. Ofreció con generosidad gran parte de su vida a su trabajo y a sus convecinos. Sé que la Armada no va a dedicarle ningún monumento ni va a ser glorificado en ningún panteón ilustre, eso no sucede nunca con los trabajadores humildes, por eso quiero dedicarle este modesto rincón. Descansa en paz amigo Márquez.

4 comentarios:

Gitana dijo...

Bonito homenaje, descanse en paz.

María Dolores dijo...

Precioso homenaje. De ser yo lo hubiese preferido a todos los mármoles del mundo.


Loli.

Silvia dijo...

Muchas gracias por este precioso homenaje a mi padre.

Alinando dijo...

Hola Silvia. Ver tu comentario ha sido una sorpresa muy emotiva. Supongo que sabes de sobra el cariño que se le tenía a tu padre, así que este discreto homenaje no es exagerado, más bien me quedo corto en mis elogios.

Un abrazo a ti y a toda la familia.
Antonio Díaz