Loading...

sábado, 31 de julio de 2010

Carajos de mar

De vez en cuando me vienen a la memoria algunas de las clases que más me gustaban en mi época de estudiante, en el plioceno superior también: las clases de ciencia. Supongo que eso tiene que ver con el profesor o profesora que me tocó en suerte, o quizás que aquella clase en concreto se vio reafirmada por mi experiencia personal en la playa al verano siguiente. Me estoy refiriendo a la holoturia. También se le conoce como cohombro de mar y más concretamente en la costa de Cádiz, como carajo de mar.

Para mí, hasta hace poco, la única acepción que tenía la palabra cohombro era la de este animalito, pero no hace mucho que vi una caja de pepinos alargados con ese letrerito y me dije, mira por dónde...




El caso es que los veo a menudo entre las rocas. Sé que en algunos sitios se usan como alimento, sobre todo su estómago. Así que no me sorprendí cuando ayer mismo, mientras cenaba agradablemente pescado frito con unos amigos en un sitio muy bueno (y que no os diré porque tenéis cara de turistas y allí no van los turistas ni que yo me entere), me contaron una noticia muy gaditana: la policía había detenido a varios chinos por mariscar carajos de mar en las costas de Cádiz, fite tú. Por lo visto los usaban para ciertos platos en un restaurante chino de Chiclana. Al parecer, hay quien dice que los chinos se miraban unos a otros muy sonrientes y cerrando más los ojillos si cabe cuando algún cliente les decía complacido y complaciente: Esta sopa está del carajo.






Supongo que estaréis escandalizad@s con tanto carajo va y carajo viene. Para no escandalizaros tanto, terminaré esta entrada del blog con otro animal que vive en las zonas pantanosas y marismas. Es un ave y se llama polla de agua. Pinchad aquí si creéis que os estoy dando coba. Y nada más. Cuidadito con los paseos por las rocas y sobre todo no resbalaros, lo digo más que nada por los animalitos. Hasta prontito entonces.
.
(La magnífica fotografía de la polla de agua está tomada del blog Cuaderno de Campo de Miguel Angel Madrid Gómez. Pinchad en la fotografía si queréis ver su blog)
.
Si te apetece indagar algo más sobre la etimología de la palabra protagonista de hoy, pincha aquí.

7 comentarios:

genialsiempre dijo...

Me entero gracias a tu blog que la "polla de agua", vive en la ribera del Manzanares, o sea, el socio del Atleti. Si siempre se lo dije..."sois la polla", pero ahora queda contrastado científicamente.En cuanto a los carjos, me ilusiona haber formado parte del grupo que te ilustró esta entrada, tan brillante como siempre

Alinando dijo...

Fue una velada deliciosa, y no sólo por los manjares. Ahora entiendo el por qué de la búsqueda infructuosa de Orellana y Pizarro tras el Dorado... Les gustaba el pescaito.

María Dolores dijo...

Pues sí, en un principio con tanta palabra digamos marítimo-erótica he sido de las escandilazidas. No por nada, me han mandado más de una vez al carajo y ya te puedes hacer una idea de toda la gente a la que no le ha salido de... "sus ganas", sobre todo a mis alumnos(tengo buen oído). Pasado el susto me dije: Loli, aprovecha y aprende y eso he hecho, leer atentamente y disfrutar del aprendizaje que esta vez como siempre ha sido genial.

Además, ¡que bien escribes!, eso hace que todo resulte aún más interesante.

Lo mejor de todo sin embargo el pescaíto frito, a ser posible con manzanilla de mi pueblo, disculpa la publicidad, aunque ahora pega más la cervecita.

Ya me contarás también cómo se vive en el plioceno que lo mismo me vuelvo para allá.

Gracias, has convertido este espacio en una zona de entretenimiento y apredizaje.

Saludos a toda la familia, especialmente como siempre a Alinandito,

Loli.

Pedro dijo...

Esta entrada te ha salido del carajo, aunque supongo que eso ya lo sabías.
Gracias por compartir tanto conocimiento marino.

Anónimo dijo...

Taquillero, como comenté en otra entrada, gran parte de mi tiempo de ocio infantil lo pasaba en la Caleta,así que conozco a esos animalitos desde mi más tierna infancia. Ellos fueron los causantes del complejo que arrastro durante toda mi vida, ya que soy de los que piensan que el tamaño IMPORTA.

Equilibrista dijo...

aunque lo había oído a la gente, con lo poco que voy a la playa, y como no suelo frecuentar las rocas, pues nunca había visto un carajo de mar...

eso sí, recuerdo de pequeño mariscar en busca de almejas en la orilla... (sí, sí, ya sé que lo he puesto a huevo, pero no hagáis chistes XDDDD, que lo digo en serio)

para cerrar el comentario, tengo que decir que (atención, otro chiste malo y predecible) este es un post del carajo! XP

tangai dijo...

Tomo nota. Sobre todo lo de los chinos. Una entrada muy curiosa.