domingo, 11 de julio de 2010

Reflejos y otros vuelos.

Ayer me sucedió algo muy curioso. Después de un buen rato de paseo decidí tomar un baño solitario, algo que siempre disfruto enormemente. Ya sabéis, y si no os lo digo ahora, que también trabajé una temporada en LAB (Líneas Aéreas de Benalup) como piloto. Pues bien, estando con el agua por la cintura observé que una avioneta sobrevolaba la orilla a muy poca altura y venía hacia mí. Los pilotos movemos las alas en una especie de vaivén a modo de saludo cuando nos cruzamos con otro avión. La avioneta venía a tan baja altura y tan despacito que decidí saludarlo, extendí los brazos y los moví como si fuera una avioneta antes de que llegara a mi altura y el piloto me contestó al saludo con el mismo gesto con su avioneta. Fue algo muy agradable en medio de tanta belleza y tanta soledad al mismo tiempo.
Me gustaba mi trabajo de piloto. Lástima que se me cruzara aquel animal en mi camino. Cierto día un Archibebe almejero, animal en peligro de extinción, se metió en la turbó-hélice de mi aparato y quedó como los salmorejos que yo hago en la Thermomix (y que me salen tan ricos, por cierto) Mi sensibilidad hacia con los animales hizo que dejara mi profesión de piloto.



Y hablando de restos de animales: Aquí podéis observar la fotografía en macro de la cabeza de una hormiga roja cabezona. Es un poco dura la imagen decapitada, pero me pareció interesante. Una cosita... ¿no os recuerda a una cereza? Hay que ver, qué parecido más curioso.

¡Paco! ¡Ya está bien de agua! ¿no? To la noche, to la noche... estos hombres...


...snif... se nos ha ido el niño... y nosotros aquí con el fresquito que hace... Pala, échate a un ladito anda, que eres mu pesadita.


Y aquí una Allium Cepa. No sé cómo ha llegado hasta aquí, pero aquí está. Recuerdo la definición que le dió Rosa, una compañera de una actividad desarrollada en Cádiz hace poco: Llorar por capas...



Extrañas formas de arena. La primera impresión que recibí de estas formas fue paracido a un animal, un gigante crustáceo o algo así. ¿Os resulta así de extraño también?




Un día de estos llegaré tan temprano que pillaré al dichoso ogro cortándose las uñas.





No sólo los escarabajos juegan con la arena. También hay unos gusanitos que hacen garabatos.






Gaviotas coquetas. Les gusta verse reflejadas en la orilla.







Y el mar tan tranquilo que juega a hacer espejos en la orilla para que las avionetas jueguen a ser gaviotas coquetas. Hasta pronto... ah, y no entres en la casa sin secarte los pies.









6 comentarios:

genialsiempre dijo...

Piloto de Líneas Aéreas de Benalup, vendedor de entradas de la estación de sky de Medina...te falta vender helados en el Polo, o claditos calientes en La Barrosa..algo gastronómico te iría bien.
Ah, a los de las uñas, si les pillas diles que son unos guarros

Alinando dijo...

Bueno, tengo un curriculum bastante rico, qué le vamos a hacer. Entre mis ocupaciones pasadas tengo varias culinarias, tienes razón, pero la que más satisfacciones me dio fue la de tuercepirulís. Evidentemente, si se me rompía algún pirulí, me lo comía. El día que me despidieron tuvieron que abrir un hueco en la pared para sacarme de gordito que estaba.

María Dolores dijo...

Y el mar tan tranquilo... Parece que ha salido de la mano del mismísimo Alberti. Compañero esto es poesía, ya ves, pones en el blog de la escuela un poema: "Aún no soy poeta" y en una sola frase encierras todo un poema. Bueno, lo digo yo, que no soy precisamente experta, pero sí, tengo razón, ésto es poesía.

Veo un poema sin escribir en cada una de tus entradas, pensé que el blog prometía y ya ves estás ganando nuestros corazoncitos y nuestras ganas de sol y playa. Enhorabuena y como siempre gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!

Loli.

Carmen dijo...

Sin falta mañana me paso por el inem de Medina y actualizo mi mejora de empleo, digo que sí.

Pero eso será mañana, hoy un ole por tus paseos, que ya son nuestros, por esa vista prodigiosa, que ya es nuestra, por esa gracia con la que cuentas las cosas, que es tuya sola, pero haces el favor de compartila con nosotros.

Ojalá el verano dure hasta el mes de Enero.

Alinando dijo...

Uf... Qué gustito da saber que el refresco playero es compartido. No guardéis las chanclas, nos quedan muchos paseítos.

Besitos y abrazos.
Playeros y luneros.

Anónimo dijo...

I enjoyed reading your blog. Keep it that way.