viernes, 27 de agosto de 2010

Hasta Roche...


Está claro que el verano se nos va. Dando rabiosos y caldeados coletazos pero se nos va. Las pruebas más fehacientes están en la publicidad escolar de Carrefour, el nerviosismo de los maestros (aunque estos lo están ya desde mediados de agosto) y en el acortamiento de los días. Hoy por ejemplo he entrado a la playa, como de costumbre, sobre las siete de la mañana y no se veía casi nada. Menos mal que mi amiga sempiterna, la querida luna, me acompañó por los matorrales desde la carretera hasta la orilla. Se escondía y aparecía de nuevo entre las ramas, me iluminaba como la máquina de Lumière, pero sabía que venía conmigo. La primera fotografía que os pongo es la última que tomé esta mañana. Es una de las calas de Roche con un buque fondeado al fondo. Yo diría que es un barco congelador japonés de los que recogen el atún de la almadraba, pero no toméis esta información como segura, no la he podido confirmar. En todo caso la estampa era bonita, con eso llega. Hasta esa cala fue la caminata de esta mañana desde la Barrosa.





Las primeras fotografías tuve que hacerlas con apertura total del diafragma, unos doce segundos tardó en captar esta imagen de la playa. Las luces más grandes son los focos de un vehículo de mantenimiento.




Con este tipo de fotografías se difuminan los objetos que se mueven como bien sabéis. En este caso se difuminaron las olas, convirtiéndose en una nube lechosa. Porque olas había, te lo digo yo.


Para fotografiar a esta bella Barbie solitaria tuve que poner el flash. Y digo solitaria porque su novio estaba de juerga por otro lado, ya os lo mostraré mas tarde.



A veces da pena encontrarse sólo parte del equipo. En este caso no. ¿Qué iba a hacer yo con un buceador en casa?




Cuando llegué a Roche ya casi había amanecido del todo. Estas son las rocas que delimitan el final de la playa con la primera cala.





En una de las entradas había una gran cantidad de hamacas presas. Estaban esperando a que sus dueños y dueñas les liberaran de las cadenas. La gracia que les hará estar toda la noche atadas a una pasarela... ¿o no? Pensándolo bien, mejor en la playa mirando las estrellas que metidas en un maletero maloliente o una alacena cerrada ¿Qué pensáis?






El las rocas de las calas se dan estampas muy bonitas con las olas rompiendo.







Esta es una red ensimismada. Una red enredada.








Cero. Porque cero entre cero es cero... ¿a que sí?









Y digo yo... si ves una boca solitaria en la orilla... ¿quién va a ser tan mala persona para no ponerle siquiera dos ojillos? Pues claro, leñe.










Esta es una vista del restaurante El Timón desde la playa. Tengo que reconocer que las vistas desde su terraza hacia la playa son mejores que ésta. Dónde va a parar...











Cuando me iba a cercando a estos chicos me iba diciendo: ¿Están en realidad andando sobre las aguas como aquel famoso profeta? Y recordé la famosa parábola.


- ¡Lázaro anda! Y Lázaro andó.


- Anduvo, carajote.


- Bueno... anduvo carajote los tres primeros días, luego que si copitas por aquí, que si tapitas por allí...


Uy, que me he confundido de parábola... la de la caminata sobre las aguas era otra ¿no? En fin, que parecía que estos chavales estaban andando sobre las aguas. Eso.




Y lo que estaban haciendo era surfing. Ya ves.





Con un remo se iban desplazando de pie. Lo que estos críos no sepan...




Más huellas. Que pechá de huellas. Estas de jacas tempraneras.




Y aquí está el novio de la Barbie. Sabe dios la noche que se habrá metido en el cuerpo. Anda, anda... corre que la Barbie no para de preguntar por ti... rufián.

7 comentarios:

genialsiempre dijo...

Pues que divertidas resultan tus mañanas Alinando. No me extraña que estés cargando pilar para la temporada invernal, seguro que nos deleitarás con buenos relatos, esto que narras es solo un aperitivo para acompañar las magníficas fotos.

Ken dijo...

Ya sabia yo que esas telarañas no eran de no usarlo...

Gitana dijo...

NO SOY GITANA, SOY BARBIE:

Mensaje para Ken: "ay paaaaaayo! que resabiao que eres joío, anda y arpújate y no me chaneles más, que la rachí viene jachosa y deja las aricas de mi coima"

PD: Que sabe esta Barbie (Gitana).

Alinando dijo...

Pomimaremiarma que no me entero. Yo creo que tengo algo de sangre gitana, pero hasta ahora que yo sepa no se transmiten los idiomas a través de los genes, jejeje. En todo caso espero que os apañéis, Barbie, Ken y Spiderman, que ultimamente no están tan mal vistos los tríos. José María, espero que esas pilas den de sí y que luego no os defraude con mis relatillos.

María Dolores dijo...

Otro paseo encantador y éste hasta con parábolas y amores.

Me han vuelto a encantar las fotografías y esos dos ojos para la boca, que lo mismo podrían haber sido una boca para dos ojos. ¿O no?.

Eso sí, llegas a todas las playas menos a la mía y está claro, no tiene muy buena fama de limpita ni nada de eso, pero allí me bañaba yo y mira lo grande que me puse, nunca nos paso nada a los sanluqueños.

Mi playa se merece por lo menos su puesta de sol, pero habrá más veranos y llegarás e incluso encontrarás una historia de esas que yo sé más bien poco.

En cualquier caso Sanlúcar se ha dicho siempre que pa comer, así que todos a Bajo de Guía y si la cartera ya va dando tumbos aquí tenéis una guía sanluqueña que sabe donde hay lo mismo más baratito.

Tengo los pies mojadísimos de este fin de semana, fuera de la provincia de Cádiz, pero volverme a mojar con esas cositas que dices de todo lo que ves en la playa, eso sí que es bonito.

Un saludo todos y si la barbie tiene un bebé me ofrezco de madrina.

Uy, escribo mucho. ¿A qué sí?

Loli.

Abril dijo...

Hola Antonio! Que el barco de la primera foto, me parece que es uno de recreo. De recreo de ricos, vamos. Lo digo porque me baño en frente de él todas las tardes y al ponerse el sol se le encienden un montón de luces de colores y parece una berbena. Los japoneses ya se fueron con todo el atún...
Me encantó la parabola!

Alinando dijo...

Gracias por tu ofrecimiento Loli. Desde aquí propongo una convocatoria para un paseo contigo de guía. Podría ser este fin de semana por ejemplo, pero te enviaré un correo para concretar. Estad atentos a la convocatoria que se hará a través de una entrada a este blog. Abril, gracias por tu aclaración. Ahora que lo dices recuerdo que desde que salí de la barrosa se veían unas luces muy potentes de ese barco.